Lo que el ego se llevó – por Álvaro Humbely

Lo que el ego se llevó –

por Álvaro Humbely

Llevo muchos años tropezando con un mismo problema: mi ego. No llego realmente a entender bien de qué se trata y es por eso que decidí empezar a analizar y compartir este tema rebuscando artículos de self-help, referencias y ‘tutorials’ que me puedan orientar a comprender cómo funciona y cómo deshacerme y liberarme de una vez por todas de este compañero mordaz. Recuerdo la primera vez que fui reconocido y alabado en público. Tenía solo 3 años y mi madre me descubrió en una esquina de la sala de mi casa con un pequeño tamborín llevando el ritmo de una canción que una de sus amigas tocaba en la guitarra durante una reunión familiar. Recibí toda la atención del mundo y los aplausos de esa noche quedaron grabados en mi memoria hasta el día de hoy. De acuerdo al wikipedia la palabra ego es de origen latín y significa ‘yo’. Significado sumamente amplio y frecuentemente desmenuzado desde las diferentes disciplinas como la psicología, neurología, filosofía y la lingüística.

En la psicología, por ejemplo, nos topamos con los conceptos analíticos de Jung, quien describe al ego como el centro de nuestra conciencia y aquello que le da un sentido de dirección a nuestra vida. El, a diferencia de Freud, asegura que el ego es el elemento central de nuestra psique y que se deriva de nuestras experiencias personales. Qué difícil separarnos entonces de esa conciencia para tomar en cuenta las conciencias de los demás! En el campo filosófico me inclino por escoger a Kant. Para Kant el ego es una condición del entendimiento, del conocimiento. Kant sostiene que hay un “¡yo” que piensa, que sin él no es posible que exista un conocimiento, pues él es la base de todas las representaciones y percepciones del hombre. Es decir, debemos usar ese “yo” que piensa y entender las experiencias propias y de los demás desde la razón.

Pero esto del ego ¿cómo funciona? Es como una incapacidad selectiva y probablemente inconsciente de sentir felicidad verdadera por el ser amado, la pareja o prójimo cuando uno no está incluido en la ecuación. Digo selectiva pues no es constante y nos sorprende cuando menos lo esperamos o necesitamos. Este bichito pernicioso pareciera llevarse lo mejor de uno como una ráfaga de viento en un instante. Es como un auto-sabotaje que sucede de la manera más estúpida e inconsciente, repito. Aunque todo esto parezca filosofía barata y zapatos de goma – como lo canta Charly García- esta es una manera de poder explicarlo y sacarlo a la luz para tocar el tema. Es aquí donde me pregunto ¿cómo dejar de pensar en uno mismo si toda experiencia empieza en uno mismo?

¿Cómo deshacerse del ego? ¿Cómo diablos ser menos egoísta?!! Pues en mi búsqueda me encontré con muchas páginas de auto-ayuda que mencionan este tema superficialmente y otras a fondo. Les comparto una de las sugerencias que más resonaron con mi experiencia: “ser egoísta muchas veces se puede relacionar con la inseguridad o falta de seguridad en uno mismo. Escribe en una lista todas las cosas en las que eres bueno, córtalas en pedacitos y mételas en una lata. Todos los días retira un papelito de la lata y léelo, recordando que a pesar de que eres bueno en eso, no necesariamente eres bueno en todo”.

A continuación una lista pequeña de sugerencias para no dejar que el ego se lleve nuestra felicidad:

1. Escucha: lo primero para poder ser menos egoísta es ser un buen oyente, saber escuchar. Ser menos egoísta requiere escuchar a la pareja o al amigo para saber qué es lo que le pasa o necesita, o simplemente enterarte como están. Pregunta acerca de la vida de los demás, escúchalos de verdad, pon atención!

2. Cambia: tú puedes enfrentar una situación de diferentes maneras. Empieza por cambiar y romper con el hábito de inmediato. No quieras adelantarte a lo que la otra persona te quiere decir, ni dejes que tus pensamientos se entrometan en la interacción, ¡actúa diferente hoy!

3. Incluye: el mundo no gira alrededor tuyo, por más que así parezca, no eres más importante que la persona que está contigo. Incluye a los demás en tus pensamientos y en tus interacciones. Se humilde y considerado, la alegría de tu pareja o de tu amigo es también tu alegría, date cuenta.

4. Cree: en ti mismo, en tus habilidades para ser mejor, en tus talentos y tus cualidades. La felicidad consiste en verdaderamente avanzar en la vida, dejando ir al pasado. Créete capaz de cambiar y ser menos ego-centrista, más gregario y ¡más feliz!

 

Referencias 1.http://www.sofia.edu/about/carl_jung.php 2. http://www.trans4mind.com/mind-development/freud.html 3. http://objetivismo.org/kant-su-metafisica-y-epistemologia/ 4. http://www.wikihow.com/Be-Less-Selfish 5. http://saludables.net/5-lecciones-para-no-ser-egoista/ 6. http://cefsanmarcos.blogspot.mx/2007/11/del-ego-cogito-la-apercepcion-kantiana.html 7. http://www.mindbodygreen.com/0-6555/7-Ways-to-Be-Less-Selfish.html 8. http://global.britannica.com/EBchecked/topic/602417/transcendental-ego 9. http://www.filosofia.org/enc/ros/apercep.htm 10. http://es.wikihow.com/ser-menos-ego%C3%ADsta

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s