SPANISH REVOLUTION by CARMEN NAGY

SPANISH REVOLUTION
By Carmen Nagy

Llevamos años dormidos.
La política es un sinsentido que a nadie despierta interés, repulsa o adhesión en cantidades relevantes. La economía es un monstruo parecido a Gozilla: indestructible y terrible contra el que nunca nadie podría luchar. La solidaridad es una palabra que poco a poco pierde peso, sentido y así podríamos comenzar a borrarla del diccionario.
¿O no?
De repente, para sorpresa de todos, desde hace ya más de diez días, las principales plazas españolas están “ocupadas” por jóvenes estudiantes y no tan jóveneces que, siguiendo los pasos de Islandia e INDIGNADOS por tantos años de desgaste, buscan y han encontrado hoy un modo pacífico de rebelión.

De repente las exigencias de: una clase política más limpia, una economía más justa y sana, una ensañanza de más calidad, etc. Se oyen entre eslóganes y canciones, a diario.
De repente Grecia, Londres, Francia, ¡Chile!… se contagian del movimiento.
La llamada “Spanish Revolution”, “Movimiento del 15 M.” o bien los “Indignados”, han desplegado tiendas de campaña en las plazas, creado micro-nucleos urbanos en los que, organizados en comisiones, llevan a cabo asambleas diarias con todo aquel que quiera unirse, con el único fin de buscar soluciones y un camino para llegar a ellas. Cambios drásticos y llamadas a la revolución contra el poderoso capitalismo y la manipulada política, dueños de las vidas de todos nosotros, sin habernos dado siquiera cuenta.

De repente, los políticos parecen temer este silencioso pero vivo ser que se crea de la paciencia, el pacifismo, y los ideales de la generación más preparada de nuestra sociedad. El cuerpo de antidisturbios recibe orden de desalojar una de las plazas. La respuesta es una sentada de quienes ocupaban la plaza y una llegada masiva de apoyo. La cantidad de personas se multiplica.
La brutalidad policial llega a las redes, Youtube, facebook, Twitter…
http://www.youtube.com/watch?v=fiW-NesA-YM&feature=player_embedded#at=306

Esa misma tarde, en menos de cinco horas, las concentraciones en todas las plazas se masifican.
Ya hemos llegado.
No podréis echarnos de las calles a golpes. Porque la plaza es del pueblo, es para el pueblo. Y será allí, donde tomemos las decisiones que cambiarán el rumbo de la vieja Europa, qué despierta poco a poco pero con fuerza, que no piensa parar hasta controlar su propia vida y la de quienes creían, hasta hoy, que se encargaban de hacerlo.

http://www.democraciarealya.es/
http://tomalaplaza.net/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s